sábado, 2 de mayo de 2015

El aumento de salario en una economía Hiperinflacionaria como la Venezolana

Un ajuste salarial sin medidas para corregir las distorsiones causadas por los controles de precios es un incentivo para aumentar la inflación y la escasez.

Para nada sirve en una economía híperinflacionaria como la Venezolana aumentar los sueldos y salarios sin tomar medidas económicas adicionales que paren el proceso inflacionario, es como querer apagar un incendio con gasolina.

Muchos economistas sostienen que Venezuela no ha tenido periodos de hiperinflación, hay que tomar en cuenta que en los países con problemas inflacionarios existe la desconfianza en las instituciones que elabora el Índice Precios al Consumidor (IPC), como ejemplo podemos citar la polémica presentada con la inflación de Argentina, o el retraso en la publicación del INPC, entre otros indicadores en Venezuela.

En Venezuela la inflación se mide con el ÍNDICE NACIONAL DE PRECIOS AL CONSUMIDOR (INPC) publicado por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Es por ello que la Norma Internacional de Contabilidad No. 29 (NIC 29) Información Financiera en Economías Hiperinflacionarias evita las manipulaciones en el IPC y/o retrasos en la publicación, estableciendo criterios para detectarla.

La NIC 29 será de aplicación a los estados financieros incluyendo a los estados financieros consolidados, de una entidad cuya moneda funcional es la moneda correspondiente a una economía hiperinflacionaria.

En una economía hiperinflacionaria, la información sobre los resultados de las operaciones y la situación financiera en la moneda local sin reexpresar no es útil.

Las pérdidas del poder de compra de la moneda es a tal ritmo que resulta equívoca cualquier comparación entre las cifras procedentes de transacciones y otros acontecimientos ocurridos en diferentes momentos del tiempo, incluso dentro de un mismo periodo contable.

La NIC 29 no establece una tasa absoluta para considerar que, al sobrepasarla, surge el estado de hiperinflación. Es, por el contrario, un problema de criterio juzgar cuándo es necesario reexpresar los estados financieros de acuerdo a la norma.

El estado de hiperinflación viene indicado por las características del entorno económico del país, entre las cuales se incluyen, de forma no exhaustiva, las siguientes:

a) La población en general prefiere conservar su riqueza en forma de activos no monetarios, o bien en una moneda extranjera relativamente estable; Las cantidades de moneda local obtenidas son invertidas inmediatamente para mantener la capacidad adquisitiva de la misma;
b) La población en general no toma en consideración las cantidades monetarias en términos de moneda local, sino que las ve en términos de otra moneda extranjera relativamente estable; Los precios pueden establecerse en esta otra moneda;
c) Las ventas y compras a crédito tienen lugar a precios que compensan la pérdida de poder adquisitivo esperada durante el aplazamiento, incluso cuando el periodo es corto;
d) Las tasas de interés, salarios y precios se ligan a la evolución de un índice de precios; y
e) La tasa acumulada de inflación en tres años se aproxima o sobrepasa el 100%.

Venezuela cumplen todas las característica de un entorno económico hiperinflacionario por lo tanto se hace necesario reexpresar los estados financieros para evitar la ilusión monetaria al momento de repartir dividendos y hacer análisis e interpretación de los mismos.

Inflación en Venezuela de acuerdo al INPC.



Doble click para agrandar las imagenes

Hay que tomar en cuenta que los periodos de hiperinflación trae como consecuencia inestabilidad política, estallidos sociales y muy probable cambio de tendencia política.

El penúltimo ciclo hiperinflacionario fue de 12 años (1988 - 1999), periodo en el cual se presentaron varias intentonas de golpes de estados, estallidos sociales.  La inflación anualizada mas fuerte fue la de 1996:  103,20%, tri-anual: 443,79%. Los partidos reinantes de la época perdieron toda credibilidad, trayendo como consecuencia la llegada al poder del Populista, Presidente Hugo Chavez.

Luego de éste periodo la inflación cayo a alerta amarilla con una inflación tri-anual superior al 50% desde el año 2000 al 2008.

Desde el 2009 la inflación se disparó a alerta roja al ser superior o muy cercano al 100%. Ya son 6 años en el ciclo, y el máximo marcado de éste fue para el 2014, 216,08% que la convierte en la inflación tri-anual mas alta del mundo, en la actualidad. 

Para el 2015 se espera que la inflación rompa la resistencia de 1996 y cierre alrededor del 115%, con lo cual el índice hiperinflacionario cerraría en 466%.