jueves, 23 de junio de 2011

Pdvsa vendería bono por $ 1.500 millones en Julio 2011

Caracas.- Petróleos de Venezuela (PDVSA) planea reabrir en menos de un mes su bono al 2022, en una emisión de 1.500 millones de dólares que será absorbida por el Banco Central, lo que abultaría los ya elevados pasivos de la estatal.

En lo que va de año PDVSA ha realizado dos operaciones con bonos por un total de 6.150 millones de dólares y la próxima semana firmaría un crédito con el Banco Internacional de Cooperación de Japón (JBIC por su sigla en inglés) por otros 1.500 millones de dólares.

"Vamos a tener una reapertura del bono PDVSA 2022 en una operación privada para pagar al Banco Central, por 1.500 millones de dólares en menos de un mes", dijo el jueves una fuente de alto rango del Gobierno.

La fuente, que no está autorizada a hablar públicamente, agregó que la reapertura en realidad "se podría realizar con cualquier bono que PDVSA tenga a disposición".

Sin embargo, no estaba claro qué parte de ese monto sería destinado al pago de las frecuentes obligaciones que contrae la petrolera con el Banco Central como parte de su estrategia para captar fondos.

"Seguirán las presiones en el precio del bono 2022", dijo Alberto Cárdenas, de la firma BancTrust & Co en Caracas, quien advirtió que los bonos venezolanos han estado fuertemente afectados por la volatilidad en las últimas semanas.

La posibilidad de nuevas emisiones, la caída en los precios del crudo y de las acciones, así como la apreciación del dólar, son las razones que enumera en un reporte BancTrust como factores de presión sobre el título.

"Creemos que el 'timing' (momento) es un tema importante. Las condiciones externas están empeorando con rapidez. Vemos altas probabilidades de que la República decida actuar antes que los rendimientos aumenten considerablemente", agregó el reporte.

El bono venezolano de referencia Global 27, operaba el jueves a las 1615 GMT con una leve caída de 0,375 puntos a 70,875, con un rendimiento de 13,780 por ciento.

Más operaciones

La fuente también dijo que el Banco Central está recomprando deuda venezolana para alimentar un sistema alternativo de cambios basado en la compra y venta de títulos, pero no detalló de qué bonos se trata.

Dijo además que el Gobierno y PDVSA continuarían emitiendo bonos para cumplir con las leyes de endeudamiento vigente.

La Asamblea Nacional aprobó semanas atrás un proyecto de ley complementaria de endeudamiento público solicitada por el presidente Hugo Chávez, que casi duplica los 52.000 millones de bolívares originalmente permitidos para el presente ejercicio.

Analistas consideran que con esta autorización el Gobierno tiene vía libre para emitir al menos 3.000 millones de dólares en bonos de deuda en el segundo semestre del año, mientras PDVSA seguiría realizando operaciones con títulos para mantener a flote su flujo de caja.

Al cierre del 2010, la deuda financiera de PDVSA sumó 24.950 millones de dólares, según cifras preliminares difundidas por el presidente de la estatal, Rafael Ramírez.

Este nivel de endeudamiento representa un 33,4 por ciento del patrimonio de la compañía, en momentos en que sus proveedores de bienes y servicios se quejan de una nueva acumulación de cuentas pendientes, situación que afectó fuertemente a la estatal en el 2009.

Fuente: Panorama