domingo, 6 de marzo de 2011

Las inversiones versus las deudas.

Muchos de nosotros cuando comenzamos en el mundo de inversiones teníamos las tarjetas de créditos (TDC) hasta el tope por diferentes causas. Otros adquirimos bienes a crédito como vehículo para uso personal, pensando de que estábamos haciendo una buena inversión y en realidad lo que estábamos adquiriendo era una obligación, no teniendo en cuenta que un bien mueble o inmueble se convierte en activo desde el punto de vista financiero, cuando este destinado a producir renta, de resto sería una obligación bastante onerosa, ya que nacen compromisos que no teníamos, como es el pago de seguro, mantenimiento, etc. En general se tiene la idea errónea de que en una economía inflacionaria es bueno endeudarse, una verdad a medias, ya que el crédito esta dividido en crédito al consumo y de inversión, si el crédito está destinado a producir, entonces sería muy buen negocio tener compromisos bancarios. El crédito más accesible para las personas naturales son las tarjetas de créditos el cual posee la tasa mas cara del mercado. En Venezuela cuando estábamos en niveles de Hiperinflación los bancos llegaron a cobrar tasas por encima del 50%, hoy en día en Venezuela, la tasa activa para las TDC es de 29%.

En resumen tenemos deudas buenas y deudas malas. Deudas buenas son las destinadas a producir bienes y servicios.

Si tenemos deudas malas debemos de proceder a cancelarla ya que hace que los artículos que hemos comprado, lo paguemos mucho mas caro, muy por encima al precio del mercado, para ello debemos idear un plan de pago, y conocer los detalles de las TDC para así podernos beneficiar de ellas.

A continuación le muestro un vídeo de www.instituto-finanzas.com, que da muy buenos tips para liberarnos de deudas malas a través del modelo de bola nieve, y aprender a beneficiarnos de las TDC y las cuentas de ahorro.